Disponible en
Ir a la versión móvil App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook
Compartir:

LEóN Y ALFOZ

CSIF alerta de la inseguridad de los agentes ambientales tras el ataque con hacha sufrido por uno de ellos en León

Actualizado 10/10/2018 13:38:36
redaccion

El sindicato CSIF ha denuncia la "grave agresión" sufrida por un agente medioambiental de la Junta en la pedanía de Rucayo, en la provincia de León.

Los hechos se produjeron el domingo cuando el agente medioambiental informó al ganadero que estaba circulando por una zona restringida momento en el que el ganadero se exaltó e increpó al agente, además de que le echó en otros asuntos relacionados con medio ambiente, según ha explicado CSIF.

Posteriormente, y después de no lograr conseguir calmar el ganadero, el agente medioambiental se dirigió a su vehículo con la intención de abandonar la zona "a la vista de la situación" y fue en ese momento cuando el agresor cogió un hacha del maletero e intentó golpear al funcionario a través de la ventanilla.

La pericia del agente evitó el impacto por unos segundos, ya que pudo arrancar el vehículo y moverlo unos metros, por lo que el hacha golpeóla carrocería del automóvil.

Por ello, el sindicato considera "insostenible" la "indefensión" que sufren los agentes medioambientales y no le sorprenden hechos como el ocurrido el domingo en Rucayo, ya que "las amenazas y agresiones físicas y verbales ocurren de manera continua en este colectivo".

En febrero de 2016, tras la muerte de dos agentes rurales en Cataluña a manos de un cazador mientras realizaban un servicio ordinario de control de caza, CSIF y otros sindicatos reclamaron a la Junta de Castilla y León medios y formación para la legítima defensa de estos

agentes.

"Después de más dos años de la muerte de los dos compañeros, los agentes medioambientales de Castilla y León siguen sin tener ningún medio para su defensa", según asevera el sindicato, quien recuerda que el Gobierno regional vendió la puesta en marcha de cinco medidas "para la seguridad de los agentes" como eran la renovación de uniformidad y vehículos, entrega de smartphone, formación y establecimiento de un

procedimiento de actuación en las labores de vigilancia.

Pero dos de ellas, la renovación de vehículos y de uniformidad, "nada tenían que ver con la seguridad, más bien con la dignidad laboral", ha aseverado CSIF.

Asimismo, el sindicato ha aseverado que sobre la dotación de Smartphone con geolocalización, "llegaron los terminales, pero no

funcionan adecuadamente" y en cuanto a la formación, "no se ha impartido ninguna hasta ahora".

El sindicato ha manifestado todo su apoyo al agente agredido y ha anunciado concentraciones simultáneas en apoyo de los agentes medioambientales el próximo martes, 16 de octubre en León y Ponferrada.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información