Disponible en
Ir a la versión móvil App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook
Compartir:

PROVINCIA

La organización Asaja apoya la regulación de la población de lobos en Picos de Europa

Control de la población del lobo
Las poblaciones de lobo se han incrementado en los últimos años.
Actualizado 23/03/2018 16:33:52
redaccion

El sindicato pide que la medida se amplíe a otras zonas protegidas y de especial presencia del cánido en la provincia

La organización agraria Asaja ha apoyado el "protocolo de regulación de la población de lobo ibérico en el Parque Nacional de Picos de Europa", que se someterá el próximo lunes a la consideración del Patronato del parque.

Según ha informado en un comunicado, el documento surge por la necesidad de regular la población de lobos para hacerla compatible con el mantenimiento de la actividad económica que representa la ganadería extensiva. "Los gestores del Parque consideran que en la conservación de la especie se ha de tener en cuenta la reducción de los daños y la compensación al ganadero por dichos daños, y afirma que la simple compensación de daños palia el problema pero no lo resuelve", ha explicado Asaja en el mismo comunicado.

En este sentido, Asaja comparte afirmaciones recogidas en el protocolo como que "los daños del oso provocan cambios en la actividad ganadera que pueden conducir al abandono de la misma, que hay poco margen para medidas preventivas, y que el abandono de la ganadería perjudicar a la biodiversidad".

"Dado que con el actual nivel de daños, ni la compensación ni la prevención pueden ser eficaces", el Parque ha decidido que "para mantener los daños en un nivel asumible la clave es regular la población de lobos", aprobándose cada año un cupo de extracción de ejemplares de lobo una vez vistos los informes técnico- científicos, ha expolicado Asaja. Unos controles que contemplan también el uso de armas de fuego.

Con independencia de que las capturas de lobo sean o no las suficientes para minimizar el problema, Asaja comparte el análisis de la situación, "quizás nunca antes reconocido por una administración pública y comparte las conclusiones".

Asimismo, Asaja ha solicitado que estos principios y criterios que ahora se adoptan para Picos de Europa se hagan extensivos a otras figuras de protección, como el Parque Natural de Babia y Luna, y a otros territorios de la provincia no incluidos en figuras de protección donde los lobos son un serio problema para la actividad ganadera, como por ejemplo el Bierzo y la Cabrera.

Asaja también ha pedido controles poblacionales efectivos -bien por la guardería o por los cotos de caza-, que no se introduzca la especie donde históricamente no estuvo presente y que se indemnice a los ganaderos por todos los daños que ocasiona el cánido incluyendo el lucro cesante.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información