Disponible en
Ir a la versión móvil App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook
Compartir:

CASTILLA Y LEóN

CCOO señala que el poder adquisitivo de los salarios en CyL ha caído un 1,7% el último trimestre de 2017

Actualizado 21/03/2018 12:23:41
redaccion

Los salarios nominales bajan en la Comunidad respecto el crecimiento a nivel nacional

CCOO ha advertido hoy de que el poder adquisitivo de los salarios en Castilla y León ha caído un 1,7 por ciento en el último trimestre de 2017, según recoge el Informe Trimestral de Salarios y Costes Laborales de Castilla y León elaborado por sindicato.

Este estudio forma parte de la serie de análisis que, con carácter trimestral, lleva a cabo este gabinete en relación a la situación y evolución reciente de los salarios y de los costes laborales en la Comunidad. En este caso, el informe se deriva de los datos de la Encuesta Trimestral de Coste Laboral (ETCL) correspondientes al cuarto trimestre de 2017, que acaba de publicar el Instituto Nacional de Estadística (INE), explica el sindicato a través de un comunicado remitido a Europa Press.

CCOO explica que en el informe examinan, en primer lugar, la variación de los costes laborales y de los salarios en la región y en el conjunto del Estado. A continuación, teniendo en cuenta la evolución de los precios, la variación de los salarios reales. Tras ello, describen la evolución del mercado laboral a lo largo de los últimos años, en Castilla y León y en España, incluyendo una comparativa entre la evolución de los salarios y de la productividad.

Con este análisis trimestral, el Gabinete Técnico de CCOO de Castilla y León pretende ofrecer una "herramienta rigurosa y sistemática" para el análisis del mercado laboral de la Comunidad desde el punto de vista económico, que resulte de utilidad para la toma de decisiones tanto en el ámbito político como en el ámbito laboral.

Salarios

De acuerdo con los últimos datos del INE, correspondientes al cuarto trimestre de 2017, los salarios nominales han caído un 0,3% interanual en Castilla y León, mientras que a nivel estatal han aumentado un 0,5%.

Teniendo en cuenta el incremento de los precios, que ha sido de un 1,4% en ambos casos, los salarios reales han vuelto a disminuir: en concreto, el poder adquisitivo de los salarios ha caído un 1,7% en la Comunidad, por un 1% en el conjunto de España.

En Castilla y León, se trata del quinto trimestre consecutivo de disminución de los salarios reales, que se suma al intenso deterioro experimentado durante la crisis, señala el sindicato.

El poder adquisitivo de los salarios disminuyó fuertemente entre 2009 y 2014. Tras recuperarse ligeramente durante 2015 y la primera parte de 2016, los salarios reales han vuelto, desde mediados de 2016, a profundizar su deterioro.

A pesar de que se han cumplido tres años de recuperación (desde el punto de vista macroeconómico), el poder adquisitivo de los salarios ha continuado disminuyendo. Como consecuencia de todo ello, los salarios reales son actualmente, en Castilla y León, un 12,8% inferiores a los de finales de 2009 (a nivel estatal, la disminución ha sido del 8,3%).

Si continúa la tendencia actual, advierte el sindicato, la pérdida de poder adquisitivo de los salarios sufrida en la última década no solo continuará sin corregirse, sino que se profundizará.

El modelo de crecimiento observado en España en la última fase de recuperación, iniciada en 2014, se caracteriza, al igual que ocurría antes de la crisis, por un "escaso crecimiento" de la productividad, dado que se basa en la creación intensiva de empleo en actividades de bajo valor añadido.

Pero no solo la productividad real está creciendo "muy poco", sino que los salarios reales están evolucionando aún peor, volviendo incluso a caer en los últimos trimestres.

La pérdida de poder adquisitivo de los salarios, derivada de la creciente "precarización" del empleo, sirve así como "principal ingrediente" para alimentar un modelo económico ineficiente e injusto, que está llevando a "consolidar" los efectos de la crisis sobre la pérdida de derechos laborales, el incremento de la desigualdad y el empeoramiento del nivel de vida de los trabajadores.

Castilla y León es, también, parte de este modelo de crecimiento, con una serie de agravantes, señala el sindicato. Por un lado, la Comunidad cuenta con salarios inferiores a la media estatal (un 10% por debajo, de acuerdo con el último dato), y ha experimentado también un mayor deterioro de los salarios reales en los últimos años.

Pero, además, Castilla y León muestra un "preocupante menor dinamismo del empleo". "En nuestra Comunidad, únicamente se han creado unos 57.000 empleos en los últimos cuatro años (frente a los 184.000 destruidos en los seis anteriores), es decir, ni siquiera se ha recuperado una tercera parte del empleo perdido con la crisis, mientras que a nivel nacional se ha recuperado más de la mitad", continúa el comunicado.

En Castilla y León, asegura CCOO, el modelo de crecimiento económico que se está implementando en España está resultando especialmente perjudicial, ya que, a juicio del sindicato, se crea menos empleo y, además, los salarios son más bajos, y la brecha salarial respecto a la media española se está profundizando.

Empleo

El incremento del empleo es esencial para Castilla y León, puesto que resulta la clave para paliar el gravísimo problema de la pérdida de población, su envejecimiento y el abandono que acumula nuestro territorio. "Nuestra Comunidad continúa contando con alrededor de 120.000 puestos de trabajo menos que hace una década, lo cual resulta la principal explicación de la pérdida de 105.000 habitantes que ha sufrido en este periodo", puntualizan desde CCOO.

Las políticas de devaluación salarial y de reducción del sector público aplicadas como respuesta a la crisis contribuyeron a prolongarla y a recrudecer sus efectos sobre los trabajadores y trabajadoras. La persistencia de estas políticas en la nueva fase de recuperación está llevando a la consolidación de sus efectos negativos sobre la mayoría social, señala el sindicato

Actualmente, la Comunidad y el conjunto de España siguen teniendo muchas menos personas trabajando que antes de la crisis; además, los ingresos reales de las personas trabajadoras son notablemente más reducidas, la desigualdad y la exclusión social se han disparado y el déficit de los ingresos públicos necesarios para financiar nuestro Estado del bienestar se ha cronificado.

Todo ello está dando lugar a un nuevo modelo económico y social marcado por un sector público más débil, empleos peores y más escasos y un mayor nivel de desigualdad. En Castilla y León, todos estos elementos resultan particularmente lesivos para la propia sostenibilidad del territorio, dada la debilidad de su tejido productivo y los problemas de envejecimiento y despoblación acumulados desde hace décadas, señala el informe.

España, y aún en mayor medida, Castilla y León, necesitan políticas que permitan trasladar el crecimiento de la economía a "una creación de empleo de calidad, la mejora de los salarios, la recuperación de los derechos laborales y sociales perdidos en los últimos años y una mayor equidad".

En caso contrario, señalan desde el sindicato, "las personas trabajadoras, que hemos sido los principales perjudicados por las políticas aplicadas durante la crisis, volveremos a ser los principales damnificados de una recuperación económica que no está sirviendo para revertir los efectos de la crisis".

Por ello, desde CCOO de Castilla y León aseguran que seguirán trabajando y aportando propuestas que contribuyan a avanzar hacia un modelo de sociedad más justo y equitativo, con mejores condiciones laborales y una mayor calidad de vida para los trabajadores y trabajadoras de nuestra Comunidad, a través del papel en sindicata la negociación colectiva y el diálogo social.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información